🌱 Vida Prístina

🥵 Secuestro de Enlaces

Seguro que te preguntas que es el secuestro de enlaces. – Link Hijacking es el tĂ©rmino en inglĂ©s.

El Secuestro de enlaces le puede pasar a cualquiera que tiene enlaces rotos en su página web.

Secuestro de Enlaces
Photo by Thought Catalog on Unsplash

Puede pasar que nuestra web tiene enlace hacia ciertas páginas de terceros. También puede pasar que estas terceras partes dejen de administrar este sitio o el dominio expira.

Un agresor puede encontrar los enlaces rotos y puede decidir comprar este dominio hacia donde apuntan.

Decide hacer una página que suplante la identidad de la tuya. Cuando tus usuarios pinchan en esos links, «saltarán» a la web creada para suplantar la tuya… y que está enlazada en la tuya, lo que para bastante gente supondrá una señal de seguridad.

Sepa todos los términos seo con mi glosario

¿Por qué ibas a poner un link a una página ilegítima y que suplanta tu identidad? No tendría sentido, ¿verdad?

Lo mismo puede suceder con cambios de dominio. Si cambias de dominio web y dejas que el antiguo expire. En esta situación nos vamos a encontrar en las mismas circunstancias… o inclusive peores, Muchas personas pueden identificar dominio tradicional antes que el nuevo.

Un ejemplo puede ser los acortadores de direcciones.

Cuando uno de estos servicios desaparece, provocando miles de links rotos. Links rotos que, si un actor malintencionado compra el dominio, puede usar para algĂşn fin.

Suplantación o causar un inconveniente de imagen. (imagina que todos los links compartidos por una cuenta corporativa de Twitter, súbitamente empiezan a apuntar a contenidos de odio, pornográficos, etcétera).

En ese instante, todos, completamente todos los links rotos (obviamente) que señalan a nuestra web, ya tengan su origen en nuestras redes, documentos, etc., o vengan de otros, tienen la posibilidad de volverse en nuestra contra si un agresor trabaja con eficacia y consigue nuestro dominio. En ese caso, no solo comprometemos nuestra actividad, sino que además nos convertimos en una amenaza para todos esos que apunten a alguno de nuestros elementos en línea.

La enorme mayoría de los escáneres de inseguridades no detectan, lamentablemente, esta amenaza, por lo cual la vía más evidente para evadir perjuicios con los links rotos es sostener actualizado un catálogo con los elementos en línea de otros a los que apuntamos en nuestra web, y chequearlos de forma diaria. De esta forma no solo bordearemos inconvenientes de seguridad, sino que además vamos a estar garantizando que siguen operativos, y vamos a poder modificarlos suponiendo que no sea de esta forma. Seguridad y facilidad de uso con solo unos minutos de examen.

ÂżConoces todos los tipos de enlace?

¿Qué es el secuestro de enlaces? El secuestro de enlaces es una técnica maliciosa que consiste en crear páginas web falsas que imitan el contenido y la apariencia de otras páginas web legítimas, con el fin de engañar a los motores de búsqueda y a los usuarios para que crean que se trata de las páginas originales. De esta manera, los secuestradores de enlaces pueden robar el tráfico, la autoridad y la reputación de las páginas web legítimas, y redirigir a los usuarios a sitios web maliciosos o con fines lucrativos.

ÂżCĂłmo funciona el secuestro de enlaces?

El secuestro de enlaces se basa en aprovechar las vulnerabilidades de los motores de búsqueda y de los sitios web legítimos. Los secuestradores de enlaces pueden utilizar diferentes métodos para realizar esta técnica, como por ejemplo:

  • Copiar el contenido de las páginas web legĂ­timas y publicarlo en sus propias páginas web falsas, con pequeñas modificaciones para evitar ser detectados por los algoritmos de duplicidad. Luego, pueden utilizar tĂ©cnicas de black hat SEO para conseguir que sus páginas web falsas se posicionen mejor que las originales en los resultados de bĂşsqueda.
  • Inyectar cĂłdigo malicioso en las páginas web legĂ­timas o en sus servidores, para modificar los enlaces internos o externos que apuntan a otras páginas web legĂ­timas, y hacer que apunten a sus páginas web falsas. De esta manera, pueden interceptar el tráfico que deberĂ­a ir a las páginas web legĂ­timas y redirigirlo a sus páginas web falsas.
  • Utilizar dominios expirados o similares a los de las páginas web legĂ­timas, y registrarlos con sus propios datos. Luego, pueden crear páginas web falsas con el mismo contenido y diseño que las páginas web legĂ­timas, y hacer que aparezcan como si fueran las originales. De esta manera, pueden confundir a los usuarios que buscan las páginas web legĂ­timas por su nombre o por su URL.

¿Qué consecuencias tiene el secuestro de enlaces?

El secuestro de enlaces puede tener consecuencias muy negativas tanto para los propietarios de las páginas web legítimas como para los usuarios. Algunas de estas consecuencias son:

  • PĂ©rdida de tráfico: al ser desplazadas por las páginas web falsas en los resultados de bĂşsqueda, las páginas web legĂ­timas pierden visitas y potenciales clientes o usuarios.
  • PĂ©rdida de autoridad: al ser asociadas con páginas web falsas o maliciosas, las páginas web legĂ­timas pierden credibilidad y confianza ante los motores de bĂşsqueda y los usuarios.
  • PĂ©rdida de reputaciĂłn: al ser vĂ­ctimas de una tĂ©cnica fraudulenta, las páginas web legĂ­timas pueden sufrir daños en su imagen y en su marca, y generar una mala experiencia para sus usuarios.
  • Riesgo de seguridad: al ser redirigidos a páginas web falsas o maliciosas, los usuarios pueden estar expuestos a amenazas como virus, malware, phishing, spam, robo de datos personales o financieros, etc.

ÂżCĂłmo detectar y prevenir el secuestro de enlaces?

El secuestro de enlaces es una técnica difícil de detectar y prevenir, ya que se basa en engañar tanto a los motores de búsqueda como a los usuarios. Sin embargo, existen algunas medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo o minimizar el impacto del secuestro de enlaces:

  • Monitorizar el rendimiento del sitio web: se debe estar atento a cualquier cambio o anomalĂ­a en las mĂ©tricas del sitio web, como el tráfico, las posiciones, las conversiones, el tiempo de carga, etc. TambiĂ©n se debe revisar periĂłdicamente el cĂłdigo fuente del sitio web y los enlaces que contiene, para detectar cualquier modificaciĂłn o inyecciĂłn sospechosa.
  • Proteger el sitio web: se debe utilizar un protocolo seguro HTTPS, un certificado SSL válido, un firewall, un antivirus y otras herramientas de seguridad para evitar que el sitio web sea hackeado o infectado por cĂłdigo malicioso. TambiĂ©n se debe mantener el sitio web actualizado y realizar copias de seguridad frecuentes.
  • Registrar el dominio: se debe registrar el dominio del sitio web por el mayor tiempo posible, y renovarlo antes de que expire. TambiĂ©n se debe evitar utilizar dominios similares a los de otros sitios web populares o competidores, para evitar confusiones o suplantaciones.
  • Denunciar el secuestro de enlaces: si se detecta que el sitio web ha sido vĂ­ctima de un secuestro de enlaces, se debe denunciar el hecho a los motores de bĂşsqueda y a las autoridades competentes, para que tomen las medidas necesarias para eliminar o penalizar a las páginas web falsas o maliciosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio